Restaurante A fuego lento

Los fuegos con los que cuecen en este restaurante están a cargo de Adela Núñez. El estilo de su cocina se ha nutrido de algunos elementos tradicionales de la cocina malagueña a los que se han añadido pequeños detalles que los que tenemos el paladar entrenado identificamos como provenientes de la cocina vasca.

Si visitáis A Fuego Lento, vais a tener la posibilidad de pedir una rueda de verduras a la plancha, un pollo de corral al ajillo, un solomillo a la brasa o un revuelto de patatas con jamón. Mi plato preferido en este restaurante ha sido cogote de merluza a la brasa por lo que os recomiendo que no dejéis de probarlo.

A Fuego Lento está abierto todos los días de la semana y se destaca por ofrecer productos que han sido cultivados con técnicas de agricultura ecológica. En mi opinión, la relación entre calidad y precio es absolutamente adecuada.

ESCRIBE TU OPINIÓN