Restaurante Albayt

No me es posible establecer el precio, porque acudí como invitado a un gran evento y estuve supeditado a lo que habían elegido para los comensales. Decir que el servicio es exquisito y muy cuidado y que el lugar resulta luminoso y muy alegre, aunque no consiguen el punto de clase que parecen desear. Eso no quiere decir, ni por asomo, que estemos en un lugar cualquiera, ni mucho menos. Al contrario, me pareció un lugar adecuado.

Tomamos un cocktail de champán antes de comenzar, muy de mi agrado aunque no supe distinguir de cuál se trataba. Pero fue muy agradable para entablar conversación informal antes de la comida. Pasearon bocaditos y croquetitas varias, ibéricos y queso, algunos canapés... y llegó la hora de la comida.

Me sorprendió el comienzo absolutamente impactante, con variados de mariscos, muy apetecibles y en su punto. Extremadamente delicioso.

Se continuó con un sorbete de cítricos, con un toque dulzón muy suave y refrescante y pasamos a una carne maravillosa, unas chuletitas de cordero lechal tiernísimas, pequeñas, crujientes... excelentes.

Como postre un variado de tartas y pasteles y una copa de un vino espumoso, blanco y afrutado, muy acertado.

Un lugar agradable.

ESCRIBE TU OPINIÓN

HAY 1 OPINIONES
Default Avatar
Jose Manuel

8 de noviembre de 2010 a las 12:55

Celebré mi aniversario con la família y todo fue magnífico. La comida estaba benísima.