Restaurante Arantza

No siempre se valora del modo en que debería el trato personalizado en un restaurante. Para Arantza Puente Villanueva, quien lleva adelante de forma cotidiana su propio restaurante, es simplemente un modo de ver la vida y de transmitirles a sus clientes el gusto por cada pequeño detalle.

La propia Arantza se carga sobre sus hombros cada aperitivo, cada cena o cada almuerzo, a los cuales no puede evitar transmitirle cierto toque santanderino, haciendo honor a su tierra de origen. Los sabores son contundentes, tal como se acostumbra en la cocina cántabra. El cocido montañés que se sirve en Arantza hace las delicias de quienes solemos concurrir a disfrutar de la mano de tan distinguida cocinera. De postre, nada mejor que el flan de queso fresco.

Arantza es un restaurante que se destaca, además de por su estilo íntimo y su trato personalizado, por la gran luminosidad que invade un ambiente tranquilo en el que la calma reina durante el día y la noche.

ESCRIBE TU OPINIÓN