Restaurante Beirut

Un restaurante para una cena agradable entre amigos y familiares. El servicio es muy atento y siempre es bueno que nos dejemos aconsejar, porque al margen de la comida libanesa, también tienen platos marroquíes y sirios, así que es el momento de probar cosas nuevas y poco usuales. Además, durante los fines de semana se puede asistir al espectáculo de danza del vientre.

El precio no está nada mal en comparación con otros restaurantes árabes y las porciones son bastante adecuadas.

Yo no puedo evitar empezar con hummus, como casi siempre que estoy en un restaurante similar. Sencillamente me encanta, pero existen otras opciones de entrantes, como el tabuleh o el típico Kibeh lahme de Líbano.

Un imprescindible está en los postres, como una tarta libanesa de frutos secos y miel o la crema de leche con miel y almendras.

No me hagan mucho caso, pero juraría que también disponen de la opción de comida para llevar y es una buena alternativa para cuando se presentan invitados.

ESCRIBE TU OPINIÓN

HAY 1 OPINIONES
Default Avatar
Mari Carmen

5 de agosto de 2011 a las 17:12

Te la pasas muy bien comiendo dulces típicos y viendo el espectáculo.