Restaurante El Escribano

Este es un restaurante que al margen de su comida, vale la pena sentarse en sus instalaciones y disfrutar de las vistas sobre la Colegiata de Santa María, al ladito de la Alcazaba. El panorama es alucinante, si además nos deleitan con una buena comida ¿qué más podemos pedir? Pues, sí, una buena compañía, aunque con lo que vamos a comer eso es lo de menos ;-)

Antequera es una maravilla, pero es que además ese restaurante está en todo el casco arquitectónico y además en un entorno tranquilo, sin tráfico y sin ruidos que perturbe un buen rato.

La decoración es sencilla, sin grandes aspavientos, pero confortable y acogedora. Tienen dos pequeños salones y una bodeguita, aunque lo realmente fascinante son las posibilidades que nos brinda su terraza.

Hacen cocina tradicional, con productos de la tierra y con especial dedicación por recuperar las recetas de la zona. Tienen unas carnes excelentes y ofrecen pescado del día. Sin embargo, personalmente me inclino por las recetas en las que el ingrediente principal son la carne de chivo y la de cabra.

Por cierto, cuentan con menús tradicionales a partir de 28€.

ESCRIBE TU OPINIÓN