Estás viendo

Restaurante Los Marfiles en Málaga

en: restaurantes en málaga > restaurantes en málaga > restaurantes baratos > restaurante los marfiles
Restaurante Los Marfiles

Un larga barra, como la de los antiguos bares de Málaga, con las papeleras colgadas debajo del mostrador. Un salón amplísimo y una espaciosa terraza. Esos son los espacios de uno de los restaurantes más concurridos de la zona de la Avenidade la Aurora. Es un local de toda la vida, muy ruidoso eso sí; pero tenemos que saber perdonarlo porque son tantas las personas que acuden diariamente a sus mesas que resulta difícil mantener el silencio y la calma.

Y es que en Los Marfiles se concentra una clientela fija, de toda la vida. Allí se juntan trabajadores de la RNE que está en frente, los oficinistas del edificio negro, los trabajadores de distintas dependencias de la Junta de Andalucía, comerciantes de la zona, obreros, familias... en fin, todo un universo que, estadísticamente, nos daría para un buen muestreo de mercado.

La gente que los visita busca comida fresca, platos generosos y precios baratos. Y se consigue, claro que se consigue. Una relación calidad/precio de lo mejorcito de la zona y tanta clientela que, por fuerza, la comida ha de ser fresca porque tiene muchísima salida.

Puedes tanto tapear en su barra o tomar un café, una infusión o una cervecita con tu bocata de jamón; como sentarte en una de sus mesas para comer buenos platos de cuchara: estofados, paella, pucheros, guisos... carnes y pescados, pues casi que los que quieras. Y es que la carta es extensa y muy variada.

Vaya, que comer en Los Marfiles no es que sea cómodo, pero es barato y la comida está buena.

ESCRIBE TU OPINIÓN

HAY 1 OPINIONES
Default Avatar
Francisco Moreno Moreno

23 de diciembre de 2016 a las 08:50

Soy cliente del restaurante los marfiles desde hace más de treinta años. Quiero manifestar que desde un tiempo observo como la calidad de servicio, la atención y en algunos casos el trato de algunos camareros es lamentable, especialmente los que están detrás de la barra los fines de semana. Poca profesionalidad y en algunos casos poca educación. Esta percepción es cada vez más común en buena parte de la clientela que lleva mucho tiempo visitando este establecimiento.